27 de octubre de 2022
Alpinista Samurai - Agència de Content

TAPP Water: contenidos al servicio de la ecología del agua

POR TXELL PALAU


“¿Cómo de un tema tan básico, fundamental para nosotros, hay tan poca información objetiva?” se pregunta Rocío Alcocer, CEO y cofundadora de TAPP Water. Habla del consumo de agua y de la variedad de opiniones que suscita. El 99,5% del agua del grifo en España es potable y cumple los estándares de calidad de la OMS y la Unión Europea. Aun así, casi la mitad de la población consume agua embotellada, según la OCU.

Bajo esta premisa nació la idea de negocio de TAPP Water en 2015. Alex Schwarz y Magnus Jern, de Alemania y Suecia respectivamente, vivían en Barcelona. Motivados a encontrar una solución al gran consumo de plástico que generaba la compra de agua embotellada, idearon y crearon la start-up TAPP Water. Dos años más tarde lanzarían al mercado sus filtros de agua de carbón activado, a base de cáscara de coco, para colocar en los grifos domésticos. Eliminan el mal sabor, el olor y más de 100 sustancias presentes en el agua corriente.

Detrás de la venta del producto, no obstante, hay toda una filosofía de empresa. “Para nosotros siempre ha sido muy importante crear contenido para dar visibilidad a la calidad del agua. El objetivo no es solo vender el filtro, sino hacer llegar a la gente información objetiva y ayudarles a tener una opinión formada del tema”, afirma Alcocer.

Marketing y comunicación como herramienta de divulgación

Tener esta misión tan clara ha sido la clave del éxito de TAPP Water. Su filosofía ve una victoria en cada persona que deja de comprar agua embotellada. Para conseguirlo, hacía falta combatir el escepticismo y los mitos que envuelven el consumo de agua del grifo. Para ello ha sido imprescindible dar visibilidad al impacto que suponen las botellas de plástico y a la huella hídrica de esta cadena de producción en términos de CO2.

TAPP Water genera contenido sobre el filtraje y los componentes del agua, sobre sostenibilidad y ecología, e incluso recetas con agua. “El marketing y la comunicación han sido básicos para crecer, y también para generar transparencia y mostrar que no tenemos nada que esconder”, cuenta Rocío. “Profundizar sobre estos temas nos ayuda a conectar con nuestra audiencia a nivel de marca, y también nos permite tener un propósito más allá de vender: aportar algo útil a la sociedad”.

La apuesta por la escucha activa del consumidor

El compromiso de TAPP Water con la sostenibilidad ha sido fundamental en todo el proceso de emprendimiento. “Nos ha permitido formar un equipo con personas que tienen esta misión por bandera y que lo dan todo para que este proyecto salga adelante. Y eso les llega también a los consumidores, que saben que lo que están comprando va mucho más allá de un producto”.

Precisamente, la relación con el público y la escucha activa del consumidor han sido decisivas para diferenciarse en el mercado. Centrarse en los problemas de los usuarios a la hora de comprar un filtro les ha permitido adaptar y mejorar su producto. Incluso su modelo de negocio, basado en una suscripción anual, es el resultado de analizar las necesidades y el feedback de los consumidores.

El consejo de Rocío a la hora de emprender es claro: “Al final se trata de lanzarse. Es importante disfrutar de la fase de prueba y error, sin esperar a que todo esté perfecto para arrancar. Es mejor poner en marcha un proyecto e ir iterando hasta obtener un resultado del que estés orgulloso. El camino se hace andando poco a poco”.

Alpinista Samurai - Agència de Content

TAPP Water: contenidos al servicio de la ecología del agua


“¿Cómo de un tema tan básico, fundamental para nosotros, hay tan poca información objetiva?” se pregunta Rocío Alcocer, CEO y cofundadora de TAPP Water. Habla del consumo de agua y de la variedad de opiniones que suscita. El 99,5% del agua del grifo en España es potable y cumple los estándares de calidad de la OMS y la Unión Europea. Aun así, casi la mitad de la población consume agua embotellada, según la OCU.

Bajo esta premisa nació la idea de negocio de TAPP Water en 2015. Alex Schwarz y Magnus Jern, de Alemania y Suecia respectivamente, vivían en Barcelona. Motivados a encontrar una solución al gran consumo de plástico que generaba la compra de agua embotellada, idearon y crearon la start-up TAPP Water. Dos años más tarde lanzarían al mercado sus filtros de agua de carbón activado, a base de cáscara de coco, para colocar en los grifos domésticos. Eliminan el mal sabor, el olor y más de 100 sustancias presentes en el agua corriente.

Detrás de la venta del producto, no obstante, hay toda una filosofía de empresa. “Para nosotros siempre ha sido muy importante crear contenido para dar visibilidad a la calidad del agua. El objetivo no es solo vender el filtro, sino hacer llegar a la gente información objetiva y ayudarles a tener una opinión formada del tema”, afirma Alcocer.

Marketing y comunicación como herramienta de divulgación

Tener esta misión tan clara ha sido la clave del éxito de TAPP Water. Su filosofía ve una victoria en cada persona que deja de comprar agua embotellada. Para conseguirlo, hacía falta combatir el escepticismo y los mitos que envuelven el consumo de agua del grifo. Para ello ha sido imprescindible dar visibilidad al impacto que suponen las botellas de plástico y a la huella hídrica de esta cadena de producción en términos de CO2.

TAPP Water genera contenido sobre el filtraje y los componentes del agua, sobre sostenibilidad y ecología, e incluso recetas con agua. “El marketing y la comunicación han sido básicos para crecer, y también para generar transparencia y mostrar que no tenemos nada que esconder”, cuenta Rocío. “Profundizar sobre estos temas nos ayuda a conectar con nuestra audiencia a nivel de marca, y también nos permite tener un propósito más allá de vender: aportar algo útil a la sociedad”.

La apuesta por la escucha activa del consumidor

El compromiso de TAPP Water con la sostenibilidad ha sido fundamental en todo el proceso de emprendimiento. “Nos ha permitido formar un equipo con personas que tienen esta misión por bandera y que lo dan todo para que este proyecto salga adelante. Y eso les llega también a los consumidores, que saben que lo que están comprando va mucho más allá de un producto”.

Precisamente, la relación con el público y la escucha activa del consumidor han sido decisivas para diferenciarse en el mercado. Centrarse en los problemas de los usuarios a la hora de comprar un filtro les ha permitido adaptar y mejorar su producto. Incluso su modelo de negocio, basado en una suscripción anual, es el resultado de analizar las necesidades y el feedback de los consumidores.

El consejo de Rocío a la hora de emprender es claro: “Al final se trata de lanzarse. Es importante disfrutar de la fase de prueba y error, sin esperar a que todo esté perfecto para arrancar. Es mejor poner en marcha un proyecto e ir iterando hasta obtener un resultado del que estés orgulloso. El camino se hace andando poco a poco”.

Volver